Sábado 9 de Mayo de 2015

Profundidad de navegación: Principal / Enlaces del MAPDER / Region Sureste

Milenio

La CIDH celebra hoy audiencia sobre grandes presas

Carlos Martinez

Este día, se celebra en la sede del organismo, en Washington, Estados
Unidos, una audiencia pública para abordar el impacto de las grandes
represas sobre las vidas de las personas, con la presencia de casos
mexicanos como El Zapotillo.
*Guadalajara.-* Este día, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
celebra en Washington, D.C. una audiencia pública "para abordar el
impacto que las grandes represas en América Latina tienen en los
derechos humanos y en el ambiente", informó Marco Von Borstel, del
Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario, de Guadalajara.

La audiencia fue solicitada por más de cuarenta organizaciones
ambientalistas nacionales e internacionales y de comunidades afectadas;
allí se presentarán las conclusiones del informe “Grandes represas en
América, ¿peor el remedio que la enfermedad?”. La información será
presentada por Gabriel Espinoza, representante de las comunidades
afectadas por la represa El Zapotillo, en México, así como Rafael
González y Astrid Puentes, de AIDA (Asamblea Internacional de
Afectados), y Shannon Lawrence de International Rivers. La audiencia
recogerá datos para posteriormente valorarlos y emitir veredictos en
relación con los derechos humanos reclamados.

”Más de un millón de personas ya han sido afectadas por grandes represas
en América Latina, muchas de ellas indígenas y campesinas” dijo Rafael
González, vicepresidente de la Junta de AIDA. “Hay más de trescientas
grandes represas propuestas en la región que podrían afectar
negativamente las formas de vida de cientos de miles de personas y
destruir ecosistemas estratégicos, pues no cumplen con los estándares
internacionales, como las recomendaciones de la Comisión Mundial de
Represas y las normas de derechos humanos”.

Entre los impactos más graves de las grandes represas se incluyen:
destrucción de ecosistemas, contaminación de agua dulce, impactos en
cambio climático por emisiones de gases de efecto invernadero,
disminución de la biodiversidad, incluyendo especies de peces
migratorios; y el aumento de riesgos sísmicos. "Estos daños se derivan,
entre otros, de la falta de estudios de impacto ambiental integrales; la
ignorancia de los estándares internacionales aplicables, y la falta de
análisis comprehensivo de alternativas. Adicionalmente, de manera
sistemática las comunidades afectadas, en su mayoría pueblos indígenas,
tribales y campesinos, denuncian la falta de consentimiento previo,
libre e informado, ser objeto de presiones y hostigamientos cuando se
oponen a los proyectos, y no contar con información clara e integral de
éstos, ni de medidas de prevención o compensación por los daños", señala
un comunicado de los organismos difundido hoy por la internet.

"Aceptamos que las necesidades de energía y agua y se deben solucionar
como un derecho fundamental de las personas” dijo Pbto. Gabriel
Espinoza, vocero de las comunidades afectadas de El Zapotillo, que se
pretende construir en la región de Los Altos de Jalisco, México, “Pero
no aceptamos la forma en que las autoridades lo quieren hacer porque
atentan contra nuestra libertad, contra la vida, la historia, la
cultura, la economía, el arraigo”.

Generalmente hay mejores alternativas, más baratas y menos destructivas
que la construcción de grandes represas, tanto para atender la demanda
de agua como de energía, y para reducir los impactos de inundaciones,
señalan los ambientalistas.
“Cuando se discuten proyectos de grandes represas, soluciones como el
abastecimiento de agua descentralizado y en pequeña escala, nuevas
opciones renovables, y opciones de eficiencia y conservación a gran
escala muchas veces son ignoradas o no tenidos en cuenta. Como lo
recomendó la Comisión Mundial de Represas, debería priorizarse el uso de
procesos integrales y participativos para evaluar de antemano las
necesidades de agua y energía, seguidos por procesos participativos
similares para evaluar la gama de opciones para atender esas
necesidades”, añaden.
Los ambientalistas invitan al trecer encuentro internacional de
afectados por represas, que se realizará en Temacapulín, Jalisco, en
octubre de 2010.
Fecha: 07/11/2009
Fuente: Milenio