Sábado 9 de Mayo de 2015

Profundidad de navegación: Principal / Enlaces del MAPDER / Region Sureste

Reporte de Inteligencia

El pleito por el agua

Pablo Carrillo

La pureza del agua es notable: en Sierra de Lobos, antes de llegar a León, es limpia y cristalina; a la salida de la ciudad, allá por el rastro municipal, es negra y pestilente. Lo vimos en el reportaje que publicó Milenio este lunes. León contamina su principal río de forma alarmante.

Sapal tiene un proyecto ambicioso para tratar el agua. Se supone que el próximo año tendremos la capacidad para meter esa agua a tratamiento y quitarle algunos contaminantes. El agua no podrá ser potable otra vez, pero sí podrá ser utilizada para riesgo de cultivos y para uso industrial. Se supone que la planta de desbaste tendrá capacidad para tratar casi toda el agua que contamina la ciudad.
A pesar de eso, León tiene serios problema con el líquido, por donde se le vea. Las tenerías siguen arrojando sus desechos al río y las empresas tiran químicos altamente contaminantes, como el cromo. Por si no fuera suficiente, aquí tenemos una de las empresas más contaminantes de México, Química Central, que arroja sus desechos al río. Por eso tuvimos aquel problema de muerte de miles de patos en la presa de Silva en 1994.

El agua nos dará dolores de cabeza. Hace 15 años, nos peleamos con Jalisco por la cuenca Lerma-Chapala. Hace siete años, nos peleamos con Romita porque no nos dejaban traer el agua de esa región para La Mu-ralla. Y ahora tenemos el pleito con Temacapulin porque no nos dejan hacer la presa de El Zapotillo. Y hoy el ex gobernador de Jalisco, Guillermo Cosío, dice que Guanajuato le está robando el agua a su estado.

Es una prioridad. No es posible que sigamos contaminando el río Turbio. No es posible que sigamos arrojando los desechos de la curtiduría al arroyo. No es posible que dependamos del proyecto Río Verde y que no tengamos otra opción, por si acaso no se concreta la presa. Señores go-bernantes, urge un proyecto serio para garantizar el agua para León. Urge un plan serio para cuidar nuestra agua, causante de nuestros pleitos del pasado, del presente y del futuro.

* >*
Fecha: 07/11/2009
Fuente: Milenio